17 dic. 2009

La morsa está en mi cama

Está ahí, durmiendo como sin querer que lo despierte, robándome el pedazo de cama que me corresponde.
Hasta hace tres segundos mi respiración latía en sus costillas y su brazo sin vida abrazaba los ruidos de mi panza.
Después de besarme me dijo 'tanto tiempo', no entendí...
Llueve, o eso parece. Hace calor y me duele la cabeza.
Y yo acá, tecleando despacito mientras lo miro y me río en silencio preguntándome porqué sigo jugando a ser la instructora de Mundo Marino.

12 metieron la cuchara:

Vir dijo...

bueno, hay para todos los gustos
después de todo, quién no quizo jugar alguna vez con delfines y orcas?
:)

...y tu mamá también dijo...

Sí, pero el tema es que yo me paso de salame y reincido!
Le doy segundas, terceras, cuartas y quintas oportunidades a quien sé que es flor de pescado! jajaja
Besote enorme!

Uruguayita dijo...

Describes perfectamente en esta entrada lo que sientes....me parece que vales mucho para la morsa que se aloja en tu cama...es mi sensación. Tal vez...algún día acabe la morsa quien sabe dónde!!!...jejeje. Un cordial saludo. Uruguayita.

Ani dijo...

Siempre volvemos, por que sera no?

Cam...¬¬¬ dijo...

Las morsas nos hacen cosquillas con sus bigotes, nos apoyan su piel fresca y se acurrucan en nuestra cama, siempre del lado de la pared, por si tenemos ganas de escapar aunque sea de nuestra propia cama, de nuestra propia casa, de nuestra propia historia....
Por eso siempre las morsas están ahí, no las dejamos, reincidimos, las buscamos sin querer. Porque son las morsas que de vez en cuando se transforman en musas.

Nico dijo...

jajajaja, pobre, no serás demasiado despectiva?

Abrazo grande.

no importa quien soy. dijo...

pobre morsa!

pero se ve que lo querés o la querés... tecleás despacito para no despertarla... la cuidas!

...y tu mamá también dijo...

Uruguayita: Sí, ya no estoy en la misma ciudad que la morsa y dudo volver a verla...

Ani: No siempre. En este caso sí pero no sabría decirte porqué.

Cami: Estoy podrida de las morsas musas.

Nico: No! Si las morsas son re tiernas! Jajaja

No importa: Sí, algo lo quiero al morsa, no te voy a mentir. Pero podría haber escrito pegándole con un martillo al teclado y no se iba a despertar. Es morsa MORSA!

dæni dijo...

Enseñale a aplaudir y a tirar besitos. Tal vez, hasta te rias un ratito :P

Un Simple Blog dijo...

La reincidencia causa placer y luego arrepentimiento.

...y tu mamá también dijo...

Dani: Además de morsa es medio pavo así que no sé si aprenderá. Jajaja

Un simple blog: Esta vez NI placer, ese es el problema...

Mau. dijo...

Mi novio me dice morsa, me imagino que eso es lo que debe sentir cuando duermo en su cama. Me re llegó, que lindo que la gente nos escriba cosas a morsas como nosotros. Jaja. Un beso.