30 sept. 2011

Por si acaso

Y cuando por fin reconozcas que soy la adecuada, saldré corriendo. Con los ojos bien cerrados, impidiendo que susurren para delatarme.
Tantearé a ciegas el último refugio. Sostendré las paredes si es necesario para mantenerme sola y viva.
Apelaré a los métodos que me sacan de mi cuerpo innecesario.
Avanzaré firme en el espacio que presiento.
Sé que en vano intentaré huir de las raíces de tus palabras que brotan como maleza y me enredan los pies.
Caminaré cargando las cruces en las que no creo, inventando recuerdos que me permitan llorarte.

2 metieron la cuchara:

Diego dijo...

Hermoso escrito!!
Abrazo

...y tu mamá también dijo...

Gracias Diego!