1 may. 2012

Flotemos.

Y qué hago con todas las cosas que tenemos en común, con los días del calendario que se te perdieron y pensaba devolverte...
Llegará el momento de llorar esta frustración, pero ahora siento una calma que se parece a tirar los remos y dejarse flotar mirando el cielo.
Tendré que buscar el compartimento adecuado, ordenar las cosas sobre la mesa y rearmarme, como un soldado antes de volver a la guerra.
Me pregunto por qué para mí el amor es una batalla en la que siento que siempre pierdo ¿Qué significaría mi victoria? Si hay alguien que gana, tiene que haber alguien que pierda. Aunque tenga conciencia de que no debería ser así, por lo menos una vez, que no sea yo la que vuelva a casa con el cuerpo cansado, los ojos llenos de lágrimas y las manos vacías.

0 metieron la cuchara: